En el pico Ocejón

En el pico Ocejón

lunes, 4 de septiembre de 2017

El Camino de San Salvador: De León a Oviedo (17 a 22 de agosto de 2017)

El Camino de San Salvador es una variante de la ruta jacobea a Compostela, que parte de León para dirigirse a Oviedo, donde enlaza con el Camino Primitivo.
Se trata de una ruta de peregrinación que se consolida a partir de finales del siglo XI, durante el reinado de Alfonso VI de León, sacando a Oviedo del olvido y convirtiéndola en uno de los lugares de peregrinación más importantes de la España cristiana.
Los peregrinos que llegaban a Oviedo se acercaban a su catedral, consagrada a San Salvador, para venerar un conjunto de reliquias en ella guardadas, en concreto en su Cámara Santa, y vinculadas con la pasión de Cristo (El Salvador), la Virgen, los Apóstoles y los primeros santos cristianos. Entre estas reliquias se encuentra el sudario de Cristo o tela de lino con que se le cubrió el rostro tras el descendimiento de la Cruz.

El peregrino que protagoniza esta historia ha subido hace apenas un par de días a la Peña Prieta, en el macizo de Fuentes Carrionas. Sus compañeros de escapada, que se vuelven ya a Madrid, lo dejan en Cistierna, en donde tomará un tren de vía estrecha hasta León.



En el tren


Quiere hacer un par de noches en la ciudad antes de empezar a andar y va a alojarse en el H
otel Quindós, que está próximo al Hostal de San Marcos y al punto de inicio de Camino de San Salvador.
El primer contacto con León es de noche. El Barrio Húmedo, que es la zona de bares y terrazas, está muy animado en esta noche veraniega, en la que sin embargo refresca rápidamente cuando el sol se pone.











Un día entero en León le permite al peregrino hacer las imprescindibles visitas turísticas (Colegiata de San Isidoro, Catedral y Hospital de San Marcos). No en vano, estamos en una ciudad que cuenta con un rico patrimonio monumental.
Hay tiempo también para acercarse hasta el Monasterio de las Carbajalas y adquirir la credencial de peregrino, así como para dar forma a los últimos preparativos. El Camino de San Salvador tiene una longitud de unos 125 kilómetros, que el peregrino ha pensado dividir en seis etapas, lo que está en el término medio, pues hay quienes lo hacen solo en cuatro días y otros que se toman un total de ocho días.



Plaza del Grano y Monasterio de las Carbajalas






Plaza del Grano e Iglesia de Nuestra Señora del Mercado


La Colegiata de San Isidoro, de origen románico, es un conjunto integrado, entre otros edificios, por la basílica o iglesia (lo único que puede visitarse de forma libre y gratuita), el claustro, el panteón real y el museo.
La basílica fue consagrada en 1185 a San Isidoro, debido a que sus reliquias se trajeron desde Sevilla hasta aquí y hoy se guardan dentro de un arca relicario en el museo, concretamente en la Capilla de los Quiñones (antigua sala capitular).
Al Panteón de los Reyes se le llama a menudo la Capilla Sixtina del arte románico, debido a que sus bóvedas se hallan decoradas con frescos románicos del siglo XII, en un extraordinario estado de conservación, en los que se representan escenas de la infancia, pasión y gloria de Cristo.
En una de las salas del museo se exhibe el Cáliz de Doña Urraca, una extraordinaria pieza de orfebrería románica. Al peregrino le cuentan, durante la visita guiada, que el vaso y el pie del copón provienen nada más y nada menos que del Santo Grial, lo cual no deja de ser impactante. Al menos, eso sostienen dos investigadores que en 2014 publicaron un libro sobre la cuestión (Los Reyes del Grial). Sin embargo, son varios los especialistas que rechazan esta tesis y califican de fraude el estudio en que se basa.



Colegiata de San Isidoro



Colegiata de San Isidoro


La Catedral se construyó en estilo gótico clásico, a imitación del francés, y en ella destacan el equilibrio de sus alturas (es por lo que se la conoce como Pulchra Leonina) y sus vidrieras (León y Chartres poseen los dos mejores conjuntos de vidrieras góticas que existen).




















El Hospital o Convento de San Marcos, que fue en su momento casa primada de la Orden de Santiago, destaca por su monumental fachada plateresca, levantada a partir del siglo XVI. Hoy una parte del mismo funciona como Parador de Turismo.










1ª etapa: León - La Robla


Longitud: 29 kms.
Fecha: 17 de agosto.
Punto de inicio: León (Hospital o Convento de San Marcos).
Punto de llegada: La Robla.
Hora de inicio: 8:15.
Hora de llegada: 16:15.
Tiempo atmosférico: Despejado y calor a partir de media mañana.
Itinerario: León (Hospital de San Marcos) - Carbajal de la Legua - Área de descanso Fuente San Pelayo - Cabanillas - La Seca de Alba - Cascantes de Alba - Ermita de Nuestra Señora de la Celada - La Robla.


Junto al Hospital de San Marcos se separan los dos caminos. Uno cruza el puente sobre el río Bernesga y se dirige a Compostela. Nuestro peregrino, en lugar de cruzar el puente, toma el sendero que transita junto a la alameda a orillas del Bernesga. Tardarán un rato en verse las primeras flechas amarillas del Camino de San Salvador.
Al cabo de un rato, se sale a la carretera que va a Carbajal de la Legua y se camina por el amplio arcén.






¿Un crack?



Otro crack contrastado


Carbajal de la Legua se extiende a lo largo de la carretera y dista, ya lo anuncia su nombre, aproximadamente una legua de León.
Hubo aquí un convento de benedictinas que se trasladó a León y que por ello es conocido popularmente como Convento de las Carbajalas (es donde el peregrino adquirió la víspera su credencial).
Se atraviesa todo el pueblo siguiendo la carretera o calle principal, se pasa junto a un monumento al peregrino de San Salvador, que representa una iglesia, y se desemboca en una pista de tierra.








Al dejar atrás Carbajal de la Legua, se ascienden consecutivamente varios cerros siguiendo la pista. Se tienen buenas vistas de la vega del Bernesga. Afortunadamente los encinares y robledales aportan algo de sombra.
Junto al área de descanso y fuente de San Pelayo, seca esta última, el peregrino coincide con los primeros compañeros de peregrinaje. Un poco más adelante se llega a Cabanillas, donde hay fuente y albergue.



Un charco de alguna tormenta reciente












Área recreativa de San Pelayo



Albergue de peregrinos de Cabanillas


En La Seca, al otro lado del río Bernesga y del camino, hay bar. El peregrino no lo duda y se desvía mínimamente para pedirse un botellín de cerveza con limón. Le ponen de tapa un poco de tortilla de patatas y se sienta fuera, a la sombra, en la terraza, donde saca de la mochila un bollo preñao, que compró la víspera y que está un poco tieso.






La Seca





En Cascantes hay también una fuente con tres caños y un bar. El calor aprieta. El peregrino no lo duda. Se quita las botas y mete los pies en el pilón de la fuente para refrescarlos. A partir de aquí, hara en sandalias los seis kilómetros que le restan para terminar esta etapa.
A la salida de Cascantes hay dos opciones: seguir por la carreera (asfalto) o tomar un camino de tierra a mano izquierda, que acaba cruzando el Bernesga y pasando junto a la central térmica que hay un poco antes de llegar a La Robla, pueblo de tradición minera. El peregrino se decanta por esta segunda opción.






Albergue de peregrinos de La Robla







2ª etapa: La Robla - Poladura de la Tercia

Longitud: 23 kms.
Fecha: 18 de agosto.
Punto de inicio: La Robla.
Punto de llegada: Poladura de la Tercia.
Hora de inicio: 8:00.
Hora de llegada: 15:35.
Tiempo atmosférico: 2 o 3 grados menos que la víspera. Nubes altas. Condiciones ideales para caminar. Algo de brisa en las Forcadas de San Antón y en la bajada.
Itinerario: La Robla - Puente de Alba - Peredilla - Santuario del Buen Suceso - Nocedo de Gordón - La Pola de Gordón - Polígono Industrial de Valdelespín - Beberino - Puente de San Pedro - Ermita de Nuestra Señora del Valle - Buiza de Gordón - Alto de las Forcadas de San Antón - El Barrancón - San Martín de la Tercia - Poladura de la Tercia.


En la primera parte de la etapa sigue remontándose el río Bernesga, que se cruza hasta tres veces.
Se pasa junto al acueducto de El Encañao y el puente de tres arcos que da nombre a la aldea de Puente de Alba.


Puente de Alba





En el Santuario del Buen Suceso, que se encuentra entre Peredilla y Nocedo, unos 500 metros antes de llegar a este último, hay un área recreativa con varias mesas y bancos. Enfrente, al otro lado de la carretera, hay un bar que en verano tiene terraza y en él sirven desayunos y preparan tortillas.



Santuario del Buen Suceso



Llegando a La Pola de Gordón


La Pola de Gordón aparece partida en dos por el Bernesga. Su caserío se extiende a lo largo de tres ejes: el río, la vía férrea y la N-630.



Río Bernesga


En La Pola de Gordón el peregrino hace un descanso y entra en el Mesón de Miguel, donde le preparan un bocata de tortilla francesa con una loncha de jamón serrano, que se guardará en la mochila para comerlo más adelante.
Desde el pueblo puede subirse al Cueto de San Mateo (1.591 m.) o al pico Fontañán (1.632 m.). Ambas subidas están balizadas como sendero local (SL).






Beberino


Pasado Beberino, se abandona la carretera LE-437, que se dirige a la collada de Aralla, y se toma a mano derecha el desvío a Buiza. Es esta una carretera secundaria de escaso tráfico. En unas paredes que quedan a la derecha hay una escuela de escalada con varias vías (sectores Comepiedras y Las Placas). Al otro lado de la carretera, una silueta de lobo acecha desde lo alto. Es por supuesto de hierro.



La silueta de lobo


Buiza se asienta en la confluencia de varios arroyos y mantiene su caserío tradicional.
Desde la iglesia parroquial de San Justo y San Pastor parten dos caminos señalizados: el de Villasimpliz y el camino de montaña de Rodiezmo, conocido antaño como Camino de los Arrieros, que es el que va a seguir el peregrino.






Albergue de peregrinos de Buiza






Iglesia parroquial de San Justo y San Pastor


A partir de Buiza hay pista y luego sendero, que cruza la Sierra del Pozo y se adentra en un paraje de gran belleza, conocido como las Forcadas de San Antón, para coronar el alto de San Antón (1.462 m.). 



Buiza



Forcadas de San Antón



Alto de San Antón


En el descenso se atraviesa un bosque de coníferas de repoblación y se abandona la pista que se dirige a Rodiezmo, tomándose un sendero a mano izquierda que salva un paraje de gran belelza, conocido como El Barrancón
Se penetra en tierras del antiguo concejo medieval de La Tercia, en dirección hacia San Martín y Poladura, dejándose Rodiezmo más a la derecha. En la bajada, el peregrino disfruta con la vista del Cueto Fontún o de las Tres Marías, unas montañas que ya conoce.




El Barrancón






Rodiezmo



A la derecha, el Cueto Fontún




San Martín de la Tercia




Entrada a Poladura



Albergue de peregrinos de Poladura de la Tercia



Sala de estar



Vista de Poladura al atardecer



3ª etapa: Poladura de la Tercia - Pajares

Longitud: 18 kms.
Fecha: 19 de agosto.
Punto de inicio: Poladura de la Tercia.
Punto de llegada: Pajares.
Hora de inicio: 9:00.
Hora de llegada: 14:00.
Tiempo atmosférico: Al principio, nubes bajas y niebla con algo de orballo y lluvia horizontal al estilo de la laurisilva canaria. Luego irá despejando.
Itinerario: Poladura de la Tercia - El Canto la Tusa - Arroyo Valle El Canal - El Cuchillo - Arbás del Puerto - Alto de la Gobia - Pajares.


El camino abandona Poladura y comienza a ascender moderadamente, atravesando una zona de curiosas formaciones kársticas, denominada Las Golpejeras. Más o menos a la hora se alcanza un mirador con una cruz, que ofrece buenas vistas. Hay ligera niebla y algunas nubes que orballan. Sale incluso fugazmente el arco iris.























Desde el Canto la Tusa (1.568 m.), que es el punto más alto del Camino de San Salvador, se ven ya la N-630 y un pueblo que es Busdongo. Las matas de piorno, de tojo y de brezo están empapadas a consecuencia de la niebla meona.






Busdongo











Se cruza el arroyo Valle el Canal y vuelve ascenderse hasta El Cuchillo (1.567 m.), desde donde ya se distinguen Arbás del Puerto y su colegiata románica de Santa María.












Arbás del Puerto






Colegiata románica de Santa María de Arbás


Viene ahora un tramo de casi dos kilómetros en que hay que caminar por el arcén de la N-630, la antigua carretera nacional a Asturias, frecuentada por los moteros, que tiene su tráfico.
Se cruza la carretera y se llega al puerto de Pajares, que en época medieval llamaban de Arbás y era utilizado por pastores, comerciantes y romeros. Nada más entrar en Asturias el paisaje torna a verde.









Vuelve a cruzarse la N-630 y se llega a una bifurcación, en la que a la izquierda se va a San Miguel y a la derecha, a Pajares. El peregrino tuerce a la derecha, como es lógico, para entrar al rato un poco en el hayedo de Valgrande, un bosque en el que también crecen acebos, avellanos o majuelos.




















Pajares es un pueblo de tradición ganadera, que se extiende longitudinalmente, aprovechando las curvas de nivel, entre la calle de la iglesia y la N-630. Solo hay un bar en el pueblo, junto a la carretera, y en él comerá y cenará el peregrino junto con algunos compañeros de fatigas.






Casa en que vivió Ramón Menéndez Pidal



Albergue de peregrinos de Pajares







4ª etapa: Pajares - La Pola de Lena

Longitud: 24,5 kms.
Fecha: 20 de agosto.
Punto de inicio: Pajares.
Punto de llegada: La Pola de Lena.
Hora de inicio: 8:15.
Hora de llegada: 16:45.
Tiempo atmosférico: Cielo despejado. Calor para estar en Asturias. Alcanzaríamos casi 30 grados al final de la etapa.
Itinerario: Pajares - San Miguel del Río - Santa Marina - Llanos de Somerón - Puente Los Fierros - Fresnedo - San Martín de Heros - Erías - Campomanes - La Vega del Rey - Iglesia de Santa Cristina de Lena - La Vega del Ciego - La Pola de Lena.

Existen dos variantes para realizar la primera parte de esta etapa (hasta Campomanes): la de invierno, más corta, discurre en parte por el arcén de la carretera nacional y se recomienda en caso de mal tiempo; la de verano es 2,5 kms. más larga pero resulta más interesante por atravesar varias zonas de bosque.
El peregrino opta, como es lógico, por hacer la variante de verano.

La mayor parte de la etapa discurre en descenso, dado que se empieza en Pajares (1.000 m.) y se finaliza en La Pola de Lena (320 m.), aunque hay algunos tramos de subida: de San Miguel del Río a Santa Marina y Chanos de Somerón; de Puente Los Fierros a Erías; una corta subida hasta la Iglesia de Santa Cristina de Lena.



Santa Marina, en la otra margen del valle



Pico Cirbanal



Llegando a Chanos de Somerón






Del puerto de Pajares venimos


Chanos de Somerón es lugar famoso por sus arbeyos o guisantes. Delante de su iglesia, que está dedicada a Santiago, se erige un viejo tejo.



Iglesia y tejo de Chanos de Somerón

















Pasado Puente los Fierros, comienza una corta pero fuerte subida que nos lleva enseguida hasta Fresnedo, que se ubica sobre un pequeño altozano.



En Fresnedo





Tras varias subidas y bajadas por un denso bosque y tras pasar el Mayáu de San Miguel de Heros, se desciende hasta Erías, que conserva una iglesia dedicada a San Claudio, una fuente, una casa blasonada y varios ejemplos más de arquitectura popular.










San Martín de Heros




San Martín de Heros





Erías





Iglesia de San Claudio




Una bota olvidada


Se deja atrás Erías e inmediatamente se gana de nuevo altura para luego descender vertiginosamente por un bosque en el abundan los castaños. El descenso nos lleva hasta Campomanes, donde vuelve a confluirse con el camino de invierno.



Erías



Otra corta subida


Campomanes es una de las parroquias más pobladas del concejo de Lena y cuenta con tiendas y bares, prestándose por ello a hacer una parada para descansar y tomar algo.



Campomanes





A la altura de la Vega del Rey, aunque al otro lado de la autovía y coronando un pequeño altozano, se encuentra la encantadora Iglesia de Santa Cristina de Lena, una de las muestras más importantes del arte prerrománico asturiano, que fue construida a mediados del siglo IX.






Santa Cristina de Lena



Santa Cristina de Lena y la Vega del Rey



Estación de tren de La Cobertoria



Puente que cruza a la Vega del Ciego









Tras una larga etapa, en la que ha apretado el calor, se llega a La Pola de Lena.
El albergue municipal, que da cobijo a los peregrinos del Camino de San Salvador, se ubica junto a la estación de tren de RENFE.
Alrededor de la Plaza del Mercado se concentra un buen número de sidrerías (como Casa Mino) y bares.
Nacido aquí es el escritor y periodista Vital Aza (1851-1912), autor de poemas y comedias. 



Ayuntamiento de Pola de Lena



Para comer abondo... Casa Parrondo




5ª etapa: La Pola de Lena - Mieres

Longitud: 14 kms.
Fecha: 21 de agosto.
Punto de inicio: La Pola de Lena.
Punto de llegada: Mieres.
Hora de inicio: 9:30.
Hora de llegada: 13:45.
Tiempo atmosférico: Más calor aún que la víspera. Hoy se superaron ligeramente los 30 grados en los valles asturianos del interior, uno de los días más calurosos del verano por aquí en Asturias.
Itinerario: La Pola de Lena - La Vega - Villallana - Ujo - Santullano - El Pedroso - Requexau - Mieres.


Hoy toca la etapa más corta de todas, algo monótona en su trazado.
Los cuatro primeros kilómetros tras abandonar La Pola de Lena discurren por la carretera AS-242. Pasado Villallana, se abandona la carretera, se cruza la autovía A-66 por un paso elevado y se desemboca en un camino de tierra que pone rumbo hacia Ujo.

Es Ujo cruce de caminos y punto en que confluyen las rutas procedentes de los puertos de Piedrafita, Pajares, San Isidro y Vegarada. La unión de los ríos Lena y Aller da origen al Caudal.
La población se desarrolló en paralelo a la actividad minera de la Sociedad Hullera Española (SHE).
En el centro de la localidad se encuentra la Iglesia de Santa Eulalia, de factura románica, aunque sufriera una profunda transformación en la década de 1930. De la obra original se conservan parte de la cabecera y la portada con sus arquivoltas y columnas.




Río Caudal a su paso por Ujo




Iglesia de Santa Eulalia de Ujo



Se sale de Ujo tomando un camino peatonal que discurre a orillas del río Caudal, bastante frecuentado por las gentes del lugar, que lo utilizan para dar sus paseos o montar en bici.
Se pasa junto a un polígono industrial que hay a las afueras de Mieres. A continuación se salvan sucesivamente la autovía por una pasarela y la vía del tren por un paso subterráneo, para entrándose en Mieres, que en otros tiempos fue un importante centro minero y que desde hace décadas viene perdiendo población sin cesar. En la década de 1960 llegó a tener algo más de 70.000 habitantes; en los últimos años, sin embargo, su población ha caido por debajo de los 40.000 habitantes.




Iglesia de San Juan o San Xuan



El albergue de peregrinos de Mieres, que se encuentra en el barrio de La Peña, algo alejado del centro, está en estos días cerrado por enfermedad del hospitalero que lo lleva. No queda otra que buscarse otro alojamiento y el peregrino opta, tras informarse en la oficina de turismo, por dirigirse al Hostal Pachín, que está céntrico.

A un lado de la Iglesia de San Juan se abre la popular plaza del Requejo o Requexu, con su Monumento al Escanciador. En la propia plaza o en sus inmediaciones hay más de una decena de sidrerías.












6ª etapa: Mieres - Oviedo

Longitud: 17 kms.
Fecha: 22 de agosto.
Punto de inicio: Mieres.
Punto de llegada: Catedral de San Salvador.
Hora de inicio: 9:30.
Hora de llegada: 13:45.
Tiempo atmosférico: Más calor aún que la víspera. Hoy se superaron ligeramente los 30 grados en los valles asturianos del interior, uno de los días más calurosos del verano por aquí en Asturias.
Itinerario: Mieres - La Rebollada - El Rollo - El Copìán - Aguilar - Alto del Padrún - Casares - Olloniego - El Portazgo - Picullanza - Venta del Aire - San Miguel - Los Prietos - El Caserón - La Bolgachina - Oviedo (Catedral de San Salvador).


Es esta la última etapa, en la que deben superarse tres colinas (El Padrún, Picullanza y El Caserón) para llegar a Oviedo.
Se sale de Mieres por la calle Oñón, que en realidad es la carretera AS-242, se llega en un kilómetro al barrio de La Peña y se continúa en dirección a La Rebollada.



Barrio de La Peña






En el alto del Padrún (385 m.) dejamos atrás el valle del Caudal para entrar en el valle del Nalón y el municipio de Oviedo.
Tras pasar Olloniego, se llega a El Portazgo, junto a un puente sobre el río Nalón, que en otros tiempos contaba con una oficina en la que se cobraba una tasa en concepto de derecho de tránsito. Aquí el peregrino se encuentra casualmente con José Antonio Cuñarro, alias Ender, que es quien se encarga de mantener la señalización del Camino de San Salvador. No solo no va a cobrarle peaje alguno al peregrino, sino que encima le regala un imperdible con la flecha amarilla que saca de su coche, deseándole un Buen Camino. Ya es poco lo que le resta al peregrino para alcanzar su meta. Apenas ocho kilómetros y medio. Ahora viene la segunda subida del día, la de Picullanza.



El Portazgo


A la bajada de Picullanza, el peregrino divisa por primera vez el perfil de la ciudad de Oviedo, con el Monte Naranco y sus antenas de telón de fondo. Esto ya está hecho.



Oviedo al fondo



Cada vez queda menos



La penúltima parada


Una última aunque suave subida nos lleva hasta El Caserón, un alto que toma su nombre del bar que se abrió allí en los últimos años del siglo XIX y que aún hoy sigue en funcionamiento. Estamos ya en el barrio ovetense de La Manjoya.



Bar El Caserón


De La Manjoya se pasa a otro barrio, el de La Bolgachina y de aquí el peregrino se dirige hacia el centro de Oviedo, guiándose por la torre gótica de su Catedral, que marca el destino final de esta vía de peregrinación.











Sobre las dos menos cuarto de la tarde el peregrino llega a la plaza de Alfonso II el Casto, a la que se abre la fachada principal de la Catedral de San Salvador. Alcanzada su meta, se sienta en una terraza que hay al lado a tomarse una cerveza, acompañado por otros dos peregrinos que llevan allí un rato y con los que ha coincidido en estos días.

Antiguamente, los peregrinos que desembocaban en la plaza, debían rodear la Catedral por el Tránsito de Santa Bárbara (la callejuela que arranca a la derecha de la torre) y entrar en ella por la Puerta de La Perdonanza, en un extremo del crucero. Dejando a un lado la entrada a la Cámara Santa, llegaban a la talla de piedra policromada de San Salvador (siglo XIII), a cuyos pies finaliza teóricamente el Camino. 
Pero hoy las cosas no son como antaño. La Puerta de La Perdonanza ya no está practicable. Todos los visitantes han de acceder a la Catedral por su puerta principal y la visita es de pago. En vista de ello, el peregrino decide dirigirse al albergue de peregrinos, con la idea de volver a la Catedral por la tarde, después de ducharse y cambiarse de ropa, para visitarla con más detenimiento y pedir la salvadorana.







Altar mayor






Talla de San Salvador



Claustro de la Catedral


Al día siguiente, antes de volverse en tren a Madrid, el peregrino aún tendrá tiempo de pasear un poco más por Oviedo y sacar sus últimas fotos con las que completar esta crónica.






Plaza de la Constitución y Ayuntamiento



Plaza del Carbayón






Teatro Campoamor



Woody Allen


Solo resta hacer una mención de los compañeros de peregrinaje con los que el peregrino ha coincidido en estos días. Es de justicia hacerlo. Porque el viaje no lo hacen solo los paisajes que uno atraviesa sino también el paisanaje que uno encuentra por los caminos o, en este caso, en los albergues:

  • Elena de Murcia y Salva de Carcaixent.
  • Abundio de Salamanca.
  • Alfonso de Cartagena, que desde Buiza abandonó el Camino de San Salvador para dirigirse a Villamanín y hacer La Vía Carisa desde Tendilla a Carabanzo. En Pola de Lena volvimos a coincidir con él.
  • Marlitz de Saarbrücken (Alemania) y Manuela de Lisboa.
  • Tom y su hija, de Rotterdam (Holanda).
  • Aitor y su amiga, de Oviedo.
  • Fernando de Colmenar Viejo.
  • Aida de Oviedo.
  • Anna y Laia, de Barcelona, que tuvieron que quedarse un día más en La Robla y se saltaron algunas etapas por lesión de rodilla de la segunda. En el albergue de Oviedo, al final del Camino, volvimos a coincidir.